Constelaciones aplicadas al ámbito clínico

¿Qué son?

Las ” constelaciones familiares sistémicas en el ámbito clínico ” es una propuesta de intervención psicoterapéutica que permite, por medio de un trabajo sistémico con constelaciones, poner de manifiesto los traumas esenciales que afectan a la persona y que están detrás la problemática de las adicciones y otros trastornos de la salud física, mental y emocional .

Se plantea como potenciador del proceso terapéutico llevado a cabo por el equipo clínico. Con sesiones periódicas se consiguen abordar con profundidad y rapidez conflictos inconscientes que con otras metodologías requieren más tiempo.

¿Para quién son?

La propuesta se dirige al equipo psicoterapéutico de clínicas y centros de tratamiento de adicciones y otros trastornos. Las constelaciones familiares sistémicas pueden ser un apoyo a otros tipos de tratamientos psicológicos y médicos, contribuyendo a ampliar la visión para que se abran nuevos caminos de exploración tanto del paciente como del equipo psicoterapéutico y médico y ofrecer así nuevos recursos y nuevas posibilidades hacia la propia salud .

Los destinatarios finales son las personas que están actualmente en proceso terapéutico tutorizado por profesionales de la salud (clínicas, equipos médicos, etc ) para superar adicciones, trastornos alimentarios u otras sintomatologías clínicas.

Aportación de las constelaciones familiares sistémicas al enfoque clínico

Las enfermedades, las conductas autodestructivas o el dolor físico son a menudo una expresión de dolor emocional reprimido. En relación a la aplicación de las constelaciones en el ámbito clínico, el enfoque en el que se inspira esta propuesta de trabajo integra la base teórica de las teorías del apego y del trauma con la visión sistémica y la metodología creada por Bert Hellinger y desarrollada posteriormente por otros terapeutas. Experiencias traumáticas que han tenido lugar en la familia (incluso en generaciones anteriores) forman parte de la psicología individual y están en el origen de las repeticiones de dinámicas ocultas, de la repetición de patrones e incluso de la reincidencia en conductas de riesgo y autodestructivas.

Con esta metodología afloran los contextos familiares básicos que han generado las situaciones traumáticas de una manera mucho más rápida que con otras metodologías terapéuticas. Acceder a estos contextos hace posible que el paciente pueda darse cuenta, desde el contacto emocional, de las consecuencias de estos acontecimientos en su sistema emocional y psicológico, de sus conflictos intrapsíquicos y conductuales.

En  casos en los que no es aconsejable, necesario o posible trabajar con estos contextos familiares traumáticos, el desarrollo de  constelaciones estructurales (algo distintas de las familiares pero con similar metodología) nos permiten realizar un trabajo de integración de diferentes aspectos intrapsíquicos en conflicto de la persona, aspectos que al integrarse muestran las claves para poder dar el siguiente paso hacia una solución a la situación problemática.

Los equipos clínicos y terapéuticos interesados ​​en complementar su visión y acción terapéutica pueden encontrar en esta metodología unas potentes dinámicas grupales para los pacientes, así como utilizar las constelaciones sistémicas como herramienta de supervisión de casos que aporta una visión amplia y acceso rápido a información relevante para el proceso terapéutico.