may 282019

A veces, cuando duermo

A veces, cuando duermo, veo claro,
Nutrida de descanso, de bosque y caminatas.

Sé qué quiero:
Aceptar el ayer,
Vivir en presencia el hoy y
Creer en el mañana

Caminar más despacio,
Airear mis pensamientos en la era,
que el viento separe el grano de la paja;
Darme el tiempo de sentir
Y de digerir lo que siento:

Acompañarme las tristezas,
Respetar mi enojo y dejarlo hablar
Escuchar y cuidar mis miedos
Abrirme a la alegría y ¡que corra y vuele!

Que la belleza no me pase por alto …
Ni tampoco por debajo
Que me atraviese por dentro y
a su paso me alimente

Que cuando los que amo me pesen
Abra el corazón y suelte, ¡que suelte!

Que cuando la ola, en su espectacular plenitud,
me asuste, allí dentro d la mar brava,
Pueda confiar en el arte del equilibrio,
Delicado, entre hacer que suceda y dejar que suceda

Que me pueda mirar siempre desde un poco más allá
Que me pueda sentir siempre desde dentro, bien acá

Que descanse cuando esté cansada
y cuide de mi fragilidad
Que ame a la medida de mi corazón
Y que sostenga su fuerza

Que la compasión anide
Y que yo, Anna, pueda respirar la libertad del mundo.

Tivissa, mayo 2019

Deja un comentario

Your email address will not be published. Please enter your name, email and a comment.