Quién soy

Soy Anna, Anna Ferre Giménez, aprendiz incansable, buscadora, parte minúscula de un mundo interno y externo que cambia constantemente. Mujer, madre, amiga, psicóloga y terapeuta, cantante en la ducha, bailarina vocacional, conductora, cocinera, y muchas más cosas, como todo el mundo.

Licenciada en Psicología, diplomada en Traducción e Interpretación, terapeutaGestalt y de constelaciones. (Pincha aquí para ver CV)

Mi experiencia profesional ha sido muy diversa. Durante muchos años trabajé en el ámbito social en diferentes lugares de España y de Europa, y también en cooperación internacional en África subsahariana. Después, durante los años de crianza de mis hijas, compaginé mi vida de familia con el trabajo en la empresa privada como parte de departamentos comerciales internacionales y posteriormente llevando proyectos a caballo entre lo social y el mundo empresarial.
Paralelamente, no he dejado de cultivar mi pasión: conocer el ser humano. Lo he hecho conociéndome, formándome en el ámbito terapéutico y haciendo el camino de la vida.

Desde que me dedico profesionalmente a mi pasión a través de la psicoterapia, ofrezco lo que soy, lo que me viene de mis orígenes y lo que he ido integrando con mi propia experiencia, formativa y sobre todo de vida. Mi enfoque terapéutico combina la Gestalt, trabajando la presencia, conciencia y responsabilidad, con la visión sistémica y fenomenológica del trabajo sistémico sin renunciar a herramientas de la psicología clínica desde la vertiente más cognitiva. Entiendo que cualquier toma de conciencia pasa necesariamente por la integración corporal, único camino para encontrar equilibrio y salud profundos.

Ante situaciones que generan angustia y confusión (conflictos emocionales, estrés, enfermedades, cambios de situación vital, etc.), en constante intercambio con la persona, trabajo para que la dificultad vivida pueda ser superada y se convierta en una experiencia de aprendizaje y de crecimiento. De la mano del o de la paciente, le acompaño en su proceso hacia un mayor bienestar, colaborando con él o ella a reconocerse y armonizarse, a fin de tomar las riendas de su vida y vivir con plenitud.

En la actual situación de cambio de valores y de paradigmas, una comprensión más amplia de todo aquello que nos afecta como seres humanos -y por tanto afecta profundamente nuestro desarrollo comunitario y social- es imprescindible. Es necesaria una mirada más integradora entre las diferentes disciplinas que se ocupan de la salud personal y social que nos aporte nuevas comprensiones y nuevas soluciones para el momento actual. Sin duda, todos y cada uno tenemos un papel, porque “tal como es aquí dentro, es ahí fuera”. Arar, sembrar, esperar, regar, recoger. Arar, sembrar, esperar …