Blog

may 112020

Será tiempo

Estaremos aún a tiempo
De volver a hundir las raíces en la tierra
Y poder respirar?

Recordaremos la magia de como el trigo deviene pan?

Olería campos y también sudores,
Bebería agua saboreando con gusto sus sinsabores!

Llegaremos a tiempo para descansar el cuerpo
Y disfrutar de lo vivido?
Y despertar lo dormido?
Y temer lo prohibido y, aun así,
Salir a navegar?

Será tiempo de cuidar, de lo propio y de lo ajeno,
darle mimo para que la piel vuelva a recordar?

may 092020

En brazos de la inocencia

Cuando, exhausta,
puedo sentir la impotencia
de mi batalla perdida
Busco refugio en un abrazo que me ampare

Busco un abrazo fuerte
Que contenga mi furia inútil.
Y cuando, agotada, emerge la tristeza,
Busco el acune
en el regazo de la madre universal y eterna

No hay consuelo para la existencia.
Y al final, desorientada
Solo el abrazo de la inocencia
me encuentra.
Extrañamente, su fragilidad pura
Me consuela.

Es como si supiera entonces
que puedo rendirme
En algún lugar
Mucho más allá de mis pretendidas fuerzas

may 072020

Lo que me asusta es vivir

Lo que me asusta es vivir
Salir del nido que me recoge
confinando mis miedos

Lo que me asusta es elegir

entre el riesgo de vivir

y la seguridad de hacer como que vivo;

Y sigo y sigo luchando
Contra la injusticia de un mundo entero
y en la lucha oculto el miedo

Sonrío mientras me adelanto
a posibles riesgos con la falsa fuerza
de viejos ejércitos

Lo veo, y no me rindo,
En mi más tierna inocencia me digo
¡Antes morir que haber vivido!

Lo que me asusta es vivir
una vida que me viene grande,
Que por grande la adoro y por grande la temo

Creí que la vida era mía
con lo que tomo y lo que dejo
pero la vida me vive… solo eso

abr 192020

Más miedo

Claro que tengo miedo.
Miedo de decir lo que pienso
de salir sin guantes
y de sentir miradas de hielo

Miedo de creer lo oficial
y miedo de caer en conspiranoia,
miedo de ser frívola
y miedo de que todo sea solo serio.

Miedo de que el miedo se quede
y de que salir a la calle no me libere.
Miedo de perderme en lo virtual,
miedo de de callar lo gritable y de hablar lo hueco

Miedo a que lo fake parezca cierto
y a que la mentira se me acomode;
Miedo de que buscar la verdad me agote
y de que la verdad inalcanzable me atraviese

Miedo de alejarme más y más de quien soy
Y alejarme más y más de quien eres
Miedo a aplaudir a destiempo
y miedo de no saber perder el tiempo

Miedo a que el confinamiento termine,
miedo a que se me caiga el pelo,
miedo a que el mundo me vaya grande
y a ser pequeña con miedo

Miedo a que la tierra se caliente para siempre
mientras los corazones se congelan de miedo
Miedo de que las almas vuelen sin adiós y sin cuerpo
y de que los cuerpos caminen sin suelo.

Con suavidad le doy la mano a la ternura
y con arrebato abrazo a los que quiero.
Y por si eso no es suficiente conjuro,
con la risa y la música bailo lo que tiemblo.

abr 122020

Concierto desconcertante

Estoy aquí sentada,
esperando que suene, al fin, la música
¿A qué he venido, si no?

Todos los instrumentos en escena.
Sin embargo, el sonido es ruido
y la vibración chirría en cada rincón.

Ni orden, ni concierto, ni dirección.
Afinándose, dicen,
pero oigo sólo cada cual a su son

No puedo soportar esta desafinación.
Escapo fuera y, con un poco de silencio,
siento que todo suena mejor

Vuelvo al salón anhelando armonía
y un poco de dirección.
Sonar a la deriva me agota el corazón.

Recuerdo la música,
cuando cada instrumento
se hilaba sin molestar al anterior.

Aquel orden desconocido
que alguna vez sonó
me falta, lo estraño, yo.

Perdida como chiquita en un andén,
unos van y otros vienen
se oyen, se huelen, se ven.

Sola, desconcertada,
sin concierto,
sin canción.

abr 082020

El lodo

Te escupiré, te gritaré,
te arañaré y te morderé.

Me revolveré en el lodo antiguo,
que aún no secó,
como fiera enjaulada
ante una amenaza que no lo es.

El lodo quedó después de mucha lluvia extemporánea.
Son lluvias antiguas,
sobre un suelo frágil
que no supo o no pudo drenar.

Cuando la fina capa seca de la superficie se rompa,
me debatiré para escapar.

En ese instante serás tú mi enemigo, sí, tú,
porque apenas reconoceré el lodo que me envuelve:
Entonces, en lugar de tomarte como asidera,
te hundiré como si hundirte pudiera sacarme a flote.

Y cuando me agote o te agotes,
ambos más embarrados que antes,
me esconderé avergonzada tras la culpa
de haber errado otra vez.

Me refugiaré tras el miedo difuso
de ser quien no quiero ser,
y tras el terror sofocado
de no querer a quien soy

abr 062020

Fluye el mar

Y si no fuera río, sino mar?
Que las aguas son saladas
de sudores y de lágrimas

Aguas sin cauce
Que bañan continentes
imantadas al corazón de la tierra, silencio candente

En un movimiento sin destino
Sin origen y sin prisa
violento, a veces, y  a veces bailando la brisa

Y si no fuera yo río,
Ni lo fueras tú, ni ella, ni ellos?

Y si fuéramos aguas de mar
Bailando con la luna
O enloquecidas por el viento?

Fluyendo sin rumbo,
Aguas contenidas sin límites y
Historia tejida sin tiempo.

mar 252020

Retirarse

Paramos obligados,
sin soltar nuestra libertad pequeña
¡Como cuesta salir de la rueda!
Y rápido construimos otra rueda paralela

En esta nueva ruedita casera
atiborramos nuestros vacíos
con espacios virtuales, con cháchara
y recetas que parecen nuevas.

Para,
atrévete,
escucha.

(…)

Retirarse hacia dentro
es darse espacio, sin prisa,
para digerir los embates
de nuestras tormentas internas

Retirarse es comprender los movimientos
de nuestras fuertes mareas y
sentir cuan útiles o inútiles
son nuestros diques y nuestras fronteras

Retirarse hacia dentro es
Atesorar el tiempo
Para deshacer y para apropiarse
de la basura que echamos fuera

Retirarse es buscar leña
para encender un fuego,
humano y sagrado,
notando que calienta… y destruye y quema.

Retirarse hacia dentro es sentir vibrar
Un agradecimiento interno
Y celebrar la alegría de saberse,
a ratitos, y con todo, contento.

Retirarse hacia dentro
es acariciar suave y lento
el génesis en el propio ombligo
y fundirse, agua abajo, raíces adentro.

Retirarse es volver a despertarse,
Descansado después del viaje,
y acariciar con las ramas
el aire sonoro del bosque entero.

mar 222020

Cuando llega el momento

Cuando llega el momento, lo sabes.

Tras un revoltijo de emociones,
Tras la incredulidad, la incertidumbre y el miedo
Tras días de dudas y desasosiegos
Tras algunos conflictos y algunos errores.
Un día, así, como si fuera de pronto, lo sabes.

Sabes lo que te importa y lo que cuesta

Y decides pagar el precio.
Y sabes que un día
También esto habrá pasado.
Y quizás serás un poco más consciente
y un pelín más sabia.
Quizás.
Confía

1 2 3 15