may 092020

En brazos de la inocencia

Cuando, exhausta,
puedo sentir la impotencia
de mi batalla perdida
Busco refugio en un abrazo que me ampare

Busco un abrazo fuerte
Que contenga mi furia inútil.
Y cuando, agotada, emerge la tristeza,
Busco el acune
en el regazo de la madre universal y eterna

No hay consuelo para la existencia.
Y al final, desorientada
Solo el abrazo de la inocencia
me encuentra.
Extrañamente, su fragilidad pura
Me consuela.

Es como si supiera entonces
que puedo rendirme
En algún lugar
Mucho más allá de mis pretendidas fuerzas

Deja un comentario

Your email address will not be published. Please enter your name, email and a comment.