jul 012019

A mis hermanas

Me conmueve verme y sentirme Nosotras, en femenino y en plural. Mujer entre mujeres, una de nosotras. Ahi connecto con una fuerza serena y una ternura inmensa. Una verdad clara. Porque cuando nos conectamos unas con otras, en esa compañía que no juzga, podemos levantar la cara, mostrar el rostro en cualquier momento: lleno de lágrimas o de mocos, de sensibilidad, de miedo o de vergüenza, de risa deaternillante o de rabia contenida o desbocada y saber que nunca volveremos a estars solas. Que apartarnos, culparnos, ningunearnos o escondernos, ya no seran más lo que ahonde y perpetue nuestras heridas. Hay que salir con la cara al aire.

Nuestro cuerpo retoma, en compañia de nuestras hermanas, la fuerza de nuestros muslos, la vitalidad de nuestra sexo, la certeza de nuestro vientre, la compasión del corazon y la claridad de nuestra mente. Una mirada limpia y limpiadora de dolores, primero los propios y luego los ajenos. Dime, hermana, donde estuviste, que te habia perdido? Desde el origen de los tiempos, te he buscado. Bienvenida.

Deja un comentario

Your email address will not be published. Please enter your name, email and a comment.