sep 022019

Despeinadas

Observo todas esas palabras
Desordenadas,
A la par que mi pelo, al despertar.
Busco peinarlas y descubrir su orden,
Aún secreto,
Y que alumbren un sentido que me espera.
Ellas se dejan, dócilmente,
Y conforman unos versos sencillos
Que aquietan mi incertidumbre.
Las acicalo un poco y, piadosas, alimentan mi vanidad.
Sospecho que no he sabido escuchar
Su murmullo grácil y delicado,
Algo sabio como un arrullo.
Quizá no eran palabras,
Sino retales en el desván
De sentimientos abandonados
Como hojas, caídas del árbol

Deja un comentario

Your email address will not be published. Please enter your name, email and a comment.